Metas, roles y responsabilidades

 

Un programa claro de implementación de software se puede dividir en 3 secciones:

  • Objetivos
  • roles
  • Responsabilidades

Cuando estos 3 puntos clave sean entendidos tanto por el cliente como por el proveedor de software, el resultado final será sorprendente.

 

Lo primero y más importante son sus OBJETIVOS .

¿Qué te gustaría lograr?

¿Quieres mejorar tu productividad? ¿Le gustaría reducir el uso de papel?

¿Qué tan rápido necesitaría implementar un nuevo sistema?

4 polillas? ¿Más extenso?

Tener una idea general de lo que le gustaría lograr le brinda un buen punto de partida en lugar de deambular en la oscuridad.

 

En segundo lugar, debe definir los ROLES de su equipo. Esto es crucial para hacer las cosas bien. Piense en un gerente de proyecto general como un punto de contacto único y coherente. Tratar de hacer malabares con varias voces puede ser abrumador, un gerente de proyecto puede ordenar y priorizar su información. También considere a su equipo de TI y equipo de cuentas para ayudarlo con el nuevo software. Hay muchos roles a considerar, eche un vistazo a nuestro blog A-Team para obtener algunos consejos útiles para elegir un equipo.

 

Por último, LAS RESPONSABILIDADES van de la mano con los roles que elijas. Cada persona deberá tener una carga de trabajo clara para atender, de lo contrario, los cables pueden cruzarse y el trabajo duplicado. Las responsabilidades claras ayudan a que la implementación funcione sin problemas y pueden proporcionar una mejor participación de los empleados durante todo el proyecto.

 

Metas, Roles y Responsabilidades. Mantenga las cosas simples y el resto caerá en su lugar.

 

Para obtener más información sobre cómo funciona el proceso de implementación en Creative Software Solutions (Europe) Ltd, comuníquese con nuestro equipo de desarrollo comercial al 0844 879 4531 o envíe un correo electrónico a enquiries@csseurope.co.uk

Entrada anterior
Ser los Mejores Premios 2020
Entrada siguiente
Apoyando a los trabajadores clave en su momento de necesidad